Dos posibilidades para un final (1ª Parte): el monstruo exterior

“The end of everything that stands, the end”
“The end”
The Doors 

El Fin

Hoy me apetecía empezar por el final, los minutos musicales, ya que la entrada de hoy va sobre finales, como el título de la canción de The Doors que abre la película, o peliculón, “Apocalypse now” (Francis Ford Coppola, 1979). Y si tal película empezaba con la canción “The end” no hay que ser una mente preclara para deducir que no será una comedia romántica ni tampoco lo será la entrada de hoy.

Hará cosa de un mes leí en la revista AstronomíA un artículo de Eduardo García titulado “Supernovas y GRB cercanos a la Tierra”, a la mañana siguiente, en la ducha, barruntaba acerca de la posibilidad de que de un día para el otro pasáramos de estar encantados de ser humanos a quedar diezmados por un cataclismo estelar y entrar en la lista de animales en vías de extinción. Esto daba para una buena entrada del blog, pensé, pero faltaba algo, un poco más de dramatismo para hablar del (posible) findelmundo. Y encontré lo que faltaba, recordé otro artículo, de la revista National Geographic, titulado “Bajo el suelo de Yellowstone”, que leí hará cosa de un par de años, en donde Joel Achenbach escribía sobre el Parque Nacional Yellowstone (EEUU) y su gigantesco… bien, tranquilidad, no adelantemos acontecimientos!

Ya tenía entrada para hablar del (posible) findelmundo!

Monstruos

Acabo de leer el artículo y apago la luz de la mesilla. Estoy solo en casa. Todo está oscuro. No veo ni la palma de mi mano a un centímetro de mis ojos. Un crujido en el comedor me inquieta. Oigo algo indeterminado arrastrándose en el piso de arriba, o es en el techo de mi habitación?!?!. Mis ojos se acostumbran a la oscuridad y veo una figura monstruosa en los pies de la cama! Me sobresalto un segundo (eterno!!), falsa alarma, es la ropa encima de la silla que ha tomado una forma grotesca y terrorífica. De noche todos los gatos son pardos. No tengo edad para asustarme de los monstruos que viven debajo de mi cama, porque no viven debajo de las camas…

Un monstruo: una "cabezaraña" en "The Thing" (John Carpenter, 1982)

…los monstruos están ahí fuera.

Como Eta Carinae. Madurando poco a poco, amenazadoramente, sin prisa, sin pausa, tranquilamente… esperando su hora… nuestra hora.

Eta Carinae y los rayos mortíferos

En abril de 1843 a la estrella más brillante del cielo nocturno, Sirio, le salió competencia. Una estrella apenas perceptible a simple vista empezó a aumentar su brillo hasta llegar a la magnitud -0,8 (la de Sirio es -1,47 y la del Sol -26,8 por tanto, a menor magnitud mayor brillo). Eta Carinae había entrado a escena desde una distancia de unos 7.500 años luz de la Tierra, Sirio está “sólo” a 8,6 años luz. Realmente le dio por brillar! Luego poco a poco fue disminuyendo su brillo hasta su actual magnitud +4,47.

Eta Carinae es un monstruo: es entre 100 y 150 veces más masiva que el Sol y brilla cinco millones de veces más que nuestra estrella. Es también una estrella muy joven, unos tres millones de años (nuestro Sol tiene 4.500 millones de años), y al ser tan joven, tan grande y brillar muchísimo morirá joven, es una estrella, tal como las llamo yo, jamesdeanianavivirá deprisa, morirá joven y dejará un bonito cadáver. Y qué cadáver, un agujero negro tras una cataclísmica explosión! Cuando se le acabe el combustible que quemar explotará en una formidable hipernova, más intensa que una supernova, y será un espectáculo colosal de ver, a no ser que estés muy cerca de ella ya que entonces será la última cosa que veas.

Eta Carinae en su nebulosa, producto de la eyección de 1843, fotografiada por el telescopio Hubble

Y con la Tierra qué pasaría si Eta Carinae explotara mañana? Estamos a unos 7.500 años luz de ella, suficientemente lejos? O pavorosamente cerca?

Pavorosamente cerca 

Cómo me gusta ponerme apocalíptico! Pues bien, cuando una formidable estrella con una masa de veinte a treinta veces la masa del Sol explota en una supernova y forma un agujero negro emite dos intensos chorros de rayos gamma en direcciones opuestas.

Porrayosgammanomevienenada! Los rayos gamma son la fracción más energética del espectro lumínico, más que los peligrosos (y útiles) rayos X. Y qué pasaría si un colosal chorro de rayos gamma proveniente de una recién explosionada Eta Carinae impactara en la Tierra? Nada bueno, os lo aseguro. Los rayos gamma son suficientemente energéticos como para romper las muy abundantes moléculas de O2 y N2 presentes en nuestra atmósfera que facilitaría la formación de otras moléculas como el NO y el NO2 que son raras en nuestra atmósfera. Tanto el monóxido de nitrógeno (NO) como el dióxido de nitrógeno (NO2)son altamente peligrosas por tres motivos:

  1. El NO2 reacciona con el ion hidroxilo (OH-), proveniente del vapor de agua presente en la atmósfera, para formar el peligroso ácido nítrico que precipitaría en forma de lluvia ácida a escala diluvio-universal.
  2. El incremento del NO2 provocaría también un oscurecimiento de la atmósfera, ya que absorbe muy bien la luz visible, con el consecuente descenso de temperaturas.
  3. Por último, y quizá el efecto más importante, tanto el NO como el NO2 son catalizadores de la destrucción del ozono (O3). Y sin nuestra querida capa protectora de ozono, todo organismo expuesto a los rayos ultravioleta que nos llegan del Sol sufriría alteraciones en sus proteínas y ADN. Toda la biota terrestre se vería afectado de una manera catastrófica. Cabe recordar que la capa de ozono nos protege de los rayos ultravioleta malos que nos llegan desde nuestra estrella.

Pero qué pasa con la distancia que nos separa de Eta Carinae, unos 7.500 años luz?  Se considera que a unos 9.700 años luz el efecto de los rayos gamma ya sería perjudicial para la biosfera terrestre. Y a unos 6.500 años luz el efecto sería catastrófico ya que se cree que podría aniquilar la mitad de la capa de ozono.

Restos de la supernova del año 1006 fotografiada por el telescopio Chandra.

Han ocurrido explosiones de supernova cercanos a la Tierra en el pasado? Sí. Es muy probable que la extinción del Pérmico-Triásico, ocurrida hace unos 250 millones de años, fuera provocada, en parte, por la explosión de una supernova cercana a la Tierra. En esta extinción masiva, conocida también como Gran Mortandad, glups, no quedó títere con cabeza, el 96% de las especies marinas desapareció así como el 70% de vertebrados terrestres. Aunque se desconoce la causa de tan soberbia hecatombe es probable que entraran en juego varios factores como el impacto de un asteroide gigantesco, vulcanismo extremo e incluso, tal y como he dicho, una estrella gigantesca explotara cerca de la Tierra.

Un Lycaenops, reptil mamiferoide, liquidado en la Gran Mortandad.

Pero hay más, en la segunda gran extinción, la del Ordovícico-Silúrico, hay varios factores que coinciden con los efectos que provocaría una ducha de rayos gamma proveniente de alguna estrella muy masiva y cabreada.

Pero que no cunda el pánico, después de meteros el miedo en el cuerpo, os lo quito. Se sabe que cuando una estrella muy masiva explota y se forma un agujero negro, los dos chorros de rayos gamma que emite siguen la dirección del eje polar de la estrella madre. Para tranquilizaros os digo que Eta Carinae no apunta ominosamente hacia la Tierra sino que su eje polar está desviado unos 57º ! Parece que de éstas nos salvaremos!

Eso sí, lo que daría yo por estar en primera fila y ver el espectáculo de su explosión que podría ocurrir pasado mañana, dentro de veinte, cien mil o un millón de años. Nadie lo sabe.

En la próxima entrega del findelmundo hablaremos de otro monstruo, El Monstruo Yacente de Yellowstone.

Referencias:

1 – Artículo de la revista AstronomíA (número 147): “Explosiones de supernovas y de rayos gamma cercanas a la Tierra”, de Eduardo García Llama.

2 – Artículo “Could a supernova explosion nearby Earth have caused a mass extinction?”, de John Ellis y David N. Schramm, CERN.

Nota biológica: como biólogo de formación no puedo dejar de escribir esta nota. En la primera foto, la de la cabezaraña, he bautizado al monstruo así ya que quedaba bien empalmar la última a de “cabeza” con la primera a de “araña”, pero para alguien con un mínimo de formación en biología, como es mi caso, se habrá dado cuenta de que la cabezaraña se desplaza gracias a tres pares de patas articuladas típicas de los insectos (una araña no es un insecto!). Pero claro, cabezainsecto no queda tan bien! Eso sí, tanto insectos como arañas pertenecen al filo de los artrópodos y bien pudiera haber puesto cabezartrópodo. Esto sería lo correcto pero qué queréis que os diga, las arañas aterrorizan a mucha gente y si la uno a “cabeza” para dar lugar a una cabezaraña, miel sobre ojuelas!

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s