Las 14 mejores imágenes astronómicas de 2010 según Phil Plait (y XIV)

Orión de la cabeza a los pies

Y hoy, último día del año y de la primera década del siglo XXI, por fin, la campeona de 2010 según Phil Plait, una espectacular foto de la constelación de Orión, APOD el pasado 23 de octubre, tomada por Rogelio Bernal Andreo, otro magnífico astrónomo y astrofotógrafo amateur, que desde el patio de su casa logra fotos maravillosas:

Orión en todo su esplendor

Quizá sea Orión una de las constelaciones más espectaculares del cielo. No sólo pueden verse sus principales estrellas desde ciudades contaminadas lumínicamente sino que incluso se puede llegar a ver la Gran Nebulosa de Orión. Es más, cuando mejor se ve en las latitudes medias del Hemisferio Norte es durante el invierno, solo hace falta mirar hacia el sureste y localizar las tres estrellas de su cinturón a eso de las nueve de la noche. Luego, cuando esté ya más alta en el cielo se puede buscar la nebulosa de Orión, un poco más debajo de la estrella central del cinturón y comparar el color de las dos estrellas más brillantes de Orión, Betelgueuse y Rígel. La primera, situada en el hombro derecho de Orión (vamos, arriba a la izquierda), es una supergigante roja fría (unos 3.500 grados en su superficie), mientras que Rígel (a bajo a la derecha) es una supergigante azul muy caliente, 11.000 grados en su superficie (el Sol, para comparar, está a unos 6.000 grados).

Saltan a la vista dos estructuras gaseosas de color rojo, una, esférica y en la cabeza de Orión es la nebulosa Lambda Orionis, la otra, la C gigante que cruza la constelación se la conoce por el Bucle de Barnard. Se desconoce su origen pero es probable que se hayan formado tras la explosión final (supernova) de varias estrellas.

Si nos vamos a la esquina inferior derecha, al lado de Rígel, vemos como una mancha lechosa, la nebulosa de la Cabeza de Bruja, una nebulosa que refleja la luz de Rígel y le da este tono entre blancuzco y azulado.

También podemos encontrar la Nebulosa de la Cabeza del Caballo, justo debajo de la estrella más a la izquierda del cinturón. Consiste en una nube de polvo que superpuesta a un fondo de color rojizo parece la cabeza de un caballo, aunque en la foto de hoy no se ve muy bien ya que es bastante pequeña.

Pero la maravilla de Orión es su espada, o Gran Nebulosa de Orión, o M42, como ustedes prefieran. Situada por debajo de la estrella del medio del cinturón es una potente nebulosa de emisión donde se están fabricando nuevas estrellas para la causa. Al encontrarse a sólo 1.500 años luz se puede ver como una tenue manchita incluso en ciudades a simple vista. Luego, si se usan prismáticos y telescopios su espectacularidad aumenta.

Pues hasta aquí el maratón fotográfico para despedir el 2010 y la primera década del siglo XXI!

Feliz año a todo el mundo!

Foto: Rogelio Bernal Andreo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s