Los Intrusos (I): bellas nebulosas

Procrastinate
Hace ya más de un año, el 2 de julio de 2010, os hablaba de los 15 años del APOD y de las dos virguerías que hicieron para celebrarlo: una versión de la “Noche estrellada” de Van Gogh con varios intrusos cósmicos infiltrados y la fusión de dos cuadros de Vermeer, “El astrónomo” y “El geógrafo” “pintados” con multitud de fotos del APOD.

Al final de dicha entrada os prometía desvelar quienes eran esos intrusos que poblaban la “Noche estrellada”, y aquí estoy, para desvelar el misterio Sí, lo sé, ha pasado mucho tiempo, pero más vale tarde que nunca. Como dirían los ingleses “I’ve have been procrastinating until now”, es decir, que “he estado procrastinando hasta ahora”, como veo que este verbo no existe en castellano, deciros que “procrastinar” significa “ir posponiendo una tarea para más tarde”, o según dice la RAE “diferir, aplazar” y esto no lo dice la definición, sino yo, “distrayéndose con infinidad de estímulos externos, como pueden ser el vuelo de una mosca o el maldito twitter”

Primera tanda de intrusos: nebulosas de emisión
Tengo especial predilección por las nebulosas de emisión, esos objetos celestes, delicados y gaseosos, que emiten su propia luz excitados por una o varias estrellas que están en su interior. Por esto empiezo con ellas, ahí van las que se infiltraron:

Nebulosas de emisión infiltradas!

Para admirar mejor su belleza os adjunto una foto de cada una:

Nebulosa del Cangrejo o M1:
Esta nebulosa es el resultado de la explosión de supernova de una estrella muy masiva que aconteció en el año 1054 dC y que fue observada por astrónomos chinos de la época. Como resultado quedó esta magnífica nebulosa y en su centro el resto moribundo de la estrella que explotó, un púlsar (tanto la supernova de 1054 como el descubrimiento de los púlsar merecen sendas entradas, y en un futuro, si no procrastino demasiado, prometo hablar de ellas).

M1 o la nebulosa del Cangrejo (Foto: Hubble)

Nebulosa de la Roseta:
En esta nebulosa el cúmulo de estrellas jóvenes y azuladas del centro hacen refulgir al gas circundante en un tono rosado. No hay que ser un prodigio mental para deducir el porqué de su nombre.

Nebulosa de la Roseta (Foto: Caltech/Observatorio Palomar)

Nebulosa de la Roseta (Foto: Caltech/Observatorio Palomar)

Nebulosa del Yelmo de Thor:
Y para ir finiquitando ya la entrada y los primeros intrusos, una soberbia foto de Robert Gendler de la nebulosa del Yelmo de Thor. A pesar de su delicado y bello aspecto esta nebulosa, o mejor dicho, burbuja, alberga en su interior una gigantesca y muy caliente estrella a punto de estallar, dándole al gas circundante esta forma esférica como consecuencia del violento viento estelar.

Nebulosa del Yelmo de Thor (Foto: Robert Gendler)

En la próxima entrada más intrusos, concretamente las nebulosas planetarias.

Actualizo y rectifico: gracias a mi amiga Betti, reina de las palabras, por hacerme ver que el verbo “procrastinar” existe. El que no existe es procrastRinar, que burro de mí busqué en el diccionario de la RAE y obviamente no salía! Tachado y corregido está!

2 Respuestas a “Los Intrusos (I): bellas nebulosas

  1. Existe procrastinar, y mucha gente que lo hace😛
    Yo de estrellas y nebulosas no sé nada. Las miro por las noches cuando estoy en Mallorca, me siento pequeña y nada más.
    Es chulísimo tu blog.

    • I tant que existeix, jo sóc un gran procrastinador, i després em pilla el toro!🙂 Es que ho som, petits i insignificants tot i que la majoria no ho té clar o no ho sap!
      M’agrada que t’agradi i que em deixis comentaris.
      Salut!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s