Archivo de la etiqueta: asteroide

Las 14 mejores imágenes astronómicas de 2010 según Phil Plait (IX)

LO NUNCA VISTO (Y MENOS, FOTOGRAFIADO)

La foto de hoy es quizá la menos espectacular y estética de las catorce pero lo fotografiado es único  y quizá irrepetible, de ahí que ocupe un puesto tan alto en la clasificación ya que está en sexta posición.

X

Muy bien, dirán, y esto qué es? Pues los restos de una colisión entre dos asteroides. Si ya es raro poder fotografiar la colisión de algún asteroide o cometa con un planeta, tal como ocurrió en 1994 con el choque del cometa Shoemaker-Levy 9 con Júpiter, que choquen dos asteroides (y se fotografíe el resultado) es de aplauso y ovación. Eso sí, el choque se produjo en el cinturón de asteroides que hay entre Marte y Júpiter y se sospecha que no debe ser raro, lo que es raro es poder fotografiarlo!

El telescopio LINEAR es quizá el telescopio más útil para la humanidad ya que su función es la de escrutar noche tras noche los cielos para detectar asteroides, cometas y otros NEO (Near-Earth Objects) que puedan representar un peligro para nuestra integridad. A finales de 2007 había descubierto más de 225.957 asteroides, 2.019 NEOs y 236 cometas!

En enero de 2010 el telescopio LINEAR rastreando el cielo detectó un extraño cometa y se decidió apuntar a él con el Hubble. Lo que se vio no correspondía a un cometa sino a lo que parecía el choque de dos asteroides. El más  grande, o lo que queda de él, es el punto blanco que ocupa un extremo de la X mientras que el otro, más pequeño, se desintegró y con la presión de la luz del Sol, nos obsequió con una estupenda cola. El otro palo de la X que se ve podría ser un trozo más grande de asteroide que se fue desintegrando poco a poco.

Foto: NASA, ESA, D. Jewitt (UCLA)

Y mañana: M51, una buena madre.

Las 14 mejores imágenes astronómicas de 2010 según Phil Plait (VIII)

LUTECIA BIEN VALE UNA ROSETTA

“París bien vale una moza” se titulaba una “mítica” película de Alfredo Landa. Pues bien, si en la anterior entrada parafraseaba a Shakespeare en “Enrique III” hoy parafrasearé (menudo verbo!) el título de la película de Landa (el nivel baja, lo sé): Lutecia (antiguo nombre de París y nombre con el que se bautizó al asteroide que nos ocupa hoy) bien vale una Rosetta (sonda de la ESA para estudiar asteroides y cometas):

El asteroide 21Lutetia fotografiado por la sonda Rosetta

La sonda Rosetta fue lanzada en 2004 con el objetivo de interceptar al cometa Churyumov-Gerasimenko en 2014 e intentar que el módulo de aterrizaje Philae consiga ponerse en él. Pero mientras tanto no llega el cometa se ha aprovechado para el estudio de varios asteroides que se han cruzado en su camino, uno de ellos el Lutecia, o 21Lutetia, su nombre oficial.

El asteroide en cuestión tiene unas dimensiones de 132x101x76 kilómetros y fue descubierto por Hermann Goldschmidt un 15 de noviembre de 1852 desde París (de ahí su nombre), cuando todavía se podía ver sin dificultades el cielo nocturno desde las grandes ciudades.

La sonda Rosetta sobrevoló el asteroide a sólo 3.152 kilómetros, de ahí que se vean perfectamente sus detalles de superficie llena de cráteres de impacto. No hay cuerpo en el Sistema Solar que se libre de algún impacto! No hace falta decir que por sus dimensiones si algún día se cruzara con la trayectoria de la Tierra ya nos podríamos ir despidiendo.

Foto: ESA, Rosetta

Mañana: una más de asteroides, esta vez colisionando