Archivo de la etiqueta: Saturno

Un pequeño gran salto

“Este es un pequeño paso para un hombre, y un gran salto para la humanidad”
Neil Armstrong al pisar la Luna  

Desde que el último Homo sapiens holló la Luna, Eugene Andrew Cernan comandando la última misión Apolo, la 17, nadie ha vuelto a la Luna. Fue un 11 de diciembre de 1972.

Eugene Andrew Cernan (nacido en 1934)

Eso sí, cada uno tiene sus particulares lunas, o retos, o desafíos, que tras ardua lucha se consiguen o no. Yo el sábado pasado pisé una de mis lunas, conseguir, por fin!, agrupar en una sola foto varias de ellas mediante el maldito Photoshop. Lo que me costó: un gran paso para un hombre (un servidor de ustedes), y un insignificante salto para la humanidad!

Como que estoy tan contento de mi alunizaje paso a compartir “mi obra” con vosotros (clicad sobre las fotos para verlas a mayor tamaño):

Izquierda: anillos de Saturno y, “descolgándose”, sus satélites Encelado y Tethys. Derecha: los anillos de Saturno proyectan su sombra en el planeta. Fotos: sonda Cassini (NASA)

Izquierda: la Vía Láctea, una estrella fugaz y una aurora boreal, foto de Tommy Eliassen. Derecha: Nebulosa de la Burbuja (NGC7635), foto de Larry Van Vleet (APOD 11/09/2011). Ambos fotógrafos son amateurs.

Lo sé, mi “obra” son cuatro fotos agrupadas en dos, miserable, pero como he dicho, fue mi particular “luna”.

En esta foto, que podríamos titularla “El Quinteto de Cassini”, no he toqueteado nada con el Photoshop pero me encanta y os la pongo. De izquierda a derecha, Jano, Pandora, Encelado, Mimas y Rea, todos satélites de Saturno, del cual sólo se ve una parte de sus anillos. La foto, como no, de la maravillosa sonda Cassini.

Y para acabar, de octetos a quintetos, exactamente uno de los movimientos del quinteto para cuerda en mi mayor, opus 11, número 5 de Luigi Boccherini, el famoso Minuetto:

Paisajes extraterrestres (II): Bach, Cassini, Saturno y sus satélites

Dicen que ante la belleza lo mejor es callarse y contemplarla.

Dicen también que una imagen vale más que mil palabras.

Dicen que está Bach y lo demás es ruido.

Por esto hoy no os daré la paliza con mil palabras sino que con una imagen, o mejor dicho varias, y la música de Bach, nos daremos un garbeo por Saturno, sus anillos y sus satélites en un vídeo hecho con mis manos a partir de algunas fotos enviadas por la sonda Cassini-Huygens que desde 2004 orbita Saturno.

Recomiendo ver el vídeo a pantalla completa y con el volumen alto.

Me callo ante la belleza.

Os dejo también un vídeo de Chris Abbas, más elaborado que el mío, donde a partir de varias fotos de la Cassini monta una película fantástica e inquietante a la vez. Por cierto, fue APOD del pasado 13 de junio.

Sofi: el espíritu de la oportunidad o la oportunidad del espíritu

Llevaba dándole vueltas al tema de mi primera entrada del año y la década, menuda responsabilidad, y no acababa de encontrar el tema de que hablar. Podría hablar de la famosa fórmula de Einstein E=mc2 que nos da la vida, del curioso y extraño Objeto de Hanny, del primer planeta extrasolar rocoso descubierto, bautizado como Kepler-10b, o del universo frío observado por el telescopio espacial Planck.

 

El objeto de Hanny (la "nube" verde debajo de la galaxia) Foto: Hubble, NASA

Todos los nombres

Pues no, hoy hablaré de nombres. De los nombres que se les pone a los satélites, sondas o rovers que lanzamos al espacio, que nos sirven de ojos, orejas y manos, para su estudio.

En algunos casos se les pone el nombre de eminentes científicos, como al famoso telescopio espacial Hubble, cuyo nombre proviene de Edwin P. Hubble (1889-1953), astrónomo que descubrió que el universo se expandía, lo que llevó más tarde a la teoría del Big Bang. A la sonda que lleva casi siete años orbitando y estudiando Saturno se la bautizó como Cassini por el astrónomo e ingeniero italo-francés Giovanni Cassini (1625-1712), descubridor de cuatro satélites de Saturno (actualmente se conocen 61) Japeto, Dione, Rea y Tetis, y también por ser el descubridor de la mayor separación entre los anillos de Saturno que lleva su nombre, la división de Cassini.

 

División de Cassini en los anillos de Saturno (franja negra) donde cabría holgadamente nuestra Luna. Foto: Sonda Cassini, NASA

Por otra parte también se ponen nombre que son acrónimos, como el satélite COBE, de Cosmic Background Explorer, que por si no lo saben fue quien hizo un mapa de la radiación de fondo de microondas o, hablando en plata, mostró empíricamente el Big Bang.

El espíritu y la oportunidad

El 4 de enero de 2004 llegó a Marte el rover Spirit y veinte días más tarde llegó el Opportunity. Desde entonces hasta hoy llevan recorriendo la superficie de Marte día tras día y mandando información y fotografías de los lugares por donde pasan. Todo un éxito si tenemos en cuenta que llevan casi 2.500 días pululando en un inhóspito y duro ambiente cuando se creía que sólo podrían durar 90 días!

 

El duro camino del rover Spirit en Marte. Foto: NASA

Marcas de la ruedas del Spirit en Marte. Foto: JPL/NASA

Muy bien, pero quién bautizó como Spirit y Opportunity a estas dos extraordinarias máquinas? Sofi Collis. Y quién es Sofi Collis? Un poco de calma.

Otra de las modalidades que usa la NASA para bautizar a sus artilugios es convocando concursos de redacción entre los escolares de primaria en los EEUU. El punto de partida es sencillo: propón un nombre y explica en una redacción el porqué.

De entre los miles de redacciones llegados a la NASA se escogió la de una niña de 9 años, Sofi Collis, que escribió lo siguiente (traduzco del inglés):

“Vivía en un orfanato. Era oscuro, frío y solitario. Por la noche miraba al cielo estrellado. Me sentía mejor. Soñaba que podía volar hacia allí. En EEUU todos mis sueños pueden hacerse  realidad. Gracias por el Espíritu y la Oportunidad.”

Así es, una niña de 9 años, rusa de nacimiento y huérfana, que vivió varios años en un orfanato en Siberia, adoptada a los dos años por una mujer de Arizona fue quien bautizó a dos de los artefactos más exitosos de la historia de la NASA. Fantástico, no?

Y he aquí que me asalta la pregunta. Por qué el Homo sapiens le pone nombre a todo? A los barcos, a los aviones, a los planetas, a los transbordadores espaciales, a los rovers que surcan el desierto marciano, a robots (de película o no) etc… Para humanizarlos? Por nuestro sentido de la estética? No es lo mismo llamarle MER-1 (Mars Exploration Rover-1) que llamarle Spirit. Me parece muy bien, peeero, siempre hay un pero, cuando la bautizada y humanizada máquina se estropea, se le acaba la batería, envejece y hay que sustituirla, entonces el que tenga un nombre hace más dura la despedida, como si de una persona se tratara aún siendo un conjunto de circuitos y metal. Y todo por un nombre.

BONUS TRACKS

En realidad, y por desgracia, el Spirit actualmente está encallado en una duna (vamos, como Carlos Sainz) cerca del cráter Gusev y desde el 22 de marzo pasado no da señales de vida. Sus controladores terrestres están esperando a mediados de marzo cuando el Sol esté más alto en el cielo y el Spirit pueda recargar sus baterías (funciona con paneles solares) para intentar contactar con él. Si lo consiguen estupendo y si no con el buen trabajo desarrollado creo que se merece un buen descanso. Mientras tanto el Opportunity continúa impasible su periplo marciano camino del cráter Endeavour. Actualmente se encuentra en el borde sureste del cráter Santa María. Ésta es la última foto que ha enviado:

 

El cráter Santa María fotografiado por el Opportunity. Foto: JPL, NASA

Por si a alguien le interesa os dejo unos enlaces, el primero, la página oficial de los dos rovers y el segundo de un blog que va siguiendo los pasos del Opportunity hacia el cráter Endeavour.

También os enlazo la noticia en la web de la NASA de cuando escogieron los nombres de los rovers y donde sale Sofi Collis en alguna foto.

Ya puestos, también os enlazo la web de la sonda Cassini. Recomiendo que busquéis las fotos que va mandando de los anillos y los satélites de Saturno. Una maravilla como ésta (Rea en primer término, debajo suyo y justo encima de los anillos Dione, a su derecha también encima de los anillos y minúsculo, Prometeo y a la derecha Epimeteo, el más pequeño, y Tetis):

 

Los anillos de Satruno y varios satélites fotografiados por la sonda Cassini. Foto: NASA/JPL/SSI/Emily Lakdawalla

Ah, y en versión original (siempre es mejor) la redacción de Sofi Collis:

“I used to live in an orphanage. It was dark, and cold and lonely. At night I looked up at the sparkly sky. I felt better. I dreamed I could fly there. In America I can make all my dreams come true. Thank you for the spirit and the opportunity.”

FUENTES:

Las de siempre, varias páginas de la interminable web de la NASA y alguna que otra entrada de la  Wikipedia.

Feliz año y feliz nueva década!

Las 14 mejores imágenes astronómicas de 2010 según Phil Plait (II)

RUMBO DE COLISIÓN?

Atacamos la segunda entrega de las mejores imágenes astronómicas que nos brinda Phil Plait desde el blog Bad Astronomy.

Hoy, ocupando la decimotercera posición, nos topamos con dos satélites de Saturno, Rhea y Titán.

Rhea (en primer término) y Titán

La foto fue tomada por la sonda Cassini que orbita el señor de los anillos desde 2004. La espectacular foto no deja de ser una ilusión óptica ya que en el momento de ser tomada ambos satélites se encontraban a más de un millón de kilómetros de distancia y no corrían ningún riesgo de colisión. Sólo esperar que se alineen y darle al clic.

Podemos observar las diferencias que existen en su superficie; mientras Rhea está llena de cráteres, Titán se muestra liso y brumoso y no distinguimos ningún detalle de su superficie. Esto se debe a que Titán está envuelto en una atmósfera compuesta mayormente de nitrógeno pero acompañado de otros componentes orgánicos como el metano. Además, su grosor es el doble que el de la Tierra.

Debido a la presencia de esta atmósfera y su composición orgánica se especuló con la posibilidad de que fuera un sitio apto para la aparición de la vida. Por eso la sonda Cassini llevaba de pasajero a una sonda más pequeña, la Huygens, que tenía como misión aterrizar en Titán y una vez posada investigar la posibilidad de vida en Titán. Una vez conseguido el aterrizaje, de hecho es el artefacto humano que ha conseguido posarse con éxito más lejos de casa, se pudo comprobar que no había vida (tal y como se sospechaba). Aún y sus -180ºC de su superficie la presencia de metano, que en la Tierra es un subproducto de procesos metabólicos de muchos organismos, sigue intrigando a los científicos, y quién sabe, quizá en algún punto de Titán donde haya agua líquida se haya podido desarrollar la vida.

Por cierto, Titán tiene un tamaño mayor que el del planeta Mercurio. Nunca se había puesto mejor un nombre!

Foto: NASA, Jet Propulsion Laboratory, Space Science Institute, Cassini.

Mañana más: juegan a golf los selenitas?